miércoles, 17 de marzo de 2010

Stieg Larsson y su trilogía Millennium, y la pésima traducción

Desde hace tiempo que el nombre de este señor suena por todos lados. Como siempre, una excelente estrategia comercial para hacer de cualquier producto un éxito, es rodearlo de intrigas, misterios, rumores y demás.

Resulta que Stieg Larsson fue un periodista muy involucrado en política y temas afines en Suecia. Este señor desde muy jóven fue aficionado a las novelas de misterio como las de Agatha Christie, y un buen día decidió que ya había leído suficiente y se animó a escribir no uno sino tres libros. Se tomó 9 meses en cada uno, y después los llevó a una editorial para ver si pegaba el chicle.

El chicle pegó, pero muy tarde. Larsson falleció en el 2004, y poco después sus tres libros, hoy en día conocidos como la trilogía Millennium, se volvieron un éxito en todo el mundo mundial.

Como era de esperarse, se generó y se sigue generando mucho dinero gracias a estos tres libros. Tanto dinero, que la viuda de Larsson, y el papá del escritor, se están peleando a diestra y siniestra por la cuantiosa fortuna del difunto marido/hijo según el caso.

Los libros en general han recibido críticas diversas. Están aquellos que creen que revivió el género. Otros lo llaman una especie de Dan Brown sueco. Hay quienes no lo creen nada especial. Sin embargo, hay que darle crédito a este señor. Hoy en día sus libros se siguen vendiendo en todos lados, en Europa incluso ya se rodaron películas.

Hace tiempo que tenía ganas de leer esta trilogía, sin embargo no fue algo que me preocupara demasiado ni que procurara de inmediato. Además, quería leerlos en inglés porque tengo la impresión que la traducción sueco-inglés debe ser más certera que la traducción sueco-español.

Ese fin de semana, perdiendo el tiempo en una librería, encontre el segundo libro en inglés. Se llama The Girl Who Played With Fire. No tengo idea por qué, pero el libro en español tiene el coqueto nombre de La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina.

Ya entrado en cuestión, decidí buscar el primer libro en inglés. Sabía que en español, el primer libro se llama Los Hombres Que no amaban a las Mujeres, por lo que supuse que en inglés debía tener un título similar. Busqué un rato y no lo encontré, pero decidí preguntarle a la señorita, y para mi sorpresa, el libro, en inglés, se llama The Girl With The Dragon Tatoo (la mujer con el tatuaje de un dragón).

Aquí los nombres de cada uno de los libros:

LIBRO 1


LIBRO
2



LIBRO 3



Todos sabemos que en el cine se da mucho eso de traducir los nombres de las películas de forma idiota, pero es la primera vez que me toca esta situación con libros. ¿Quién toma esas decisiones? Se que se cambian los títulos en un esfuerzo por tropicalizar a la región pertinente el producto, pero ¿en realidad creen que esos nombres van a funcionar mejor?

Esperemos y este fenómeno no se replique en el mundo de los libros. Es algo realmente estúpido...

29 comments hasta el momento. Dinos qué piensas.

el_suponedor dijo...

"Además, quería leerlos en inglés porque tengo la impresión que la traducción sueco-inglés debe ser más certera que la traducción sueco-español."
Entonces leelos primero en sueco, luego en inglés y por último en español, y así en lugar de suponer afirmas que una versión es mejor que la otra, o lo mismo te llevas una grata sorpresa y resulta que la versión en español está mejor traducida que la versión inglesa, quien sabe.

mOntse dijo...

¡Anonadada y patidifusa me dejas! ¡Qué fuerte! Yo no me las he leído (por todo el bombo generado y eso, quizá más adelante sucumbiré no sé) pero ¿de dónde sacan lo del tattoo? Y ¿lo del palacio de las corrientes de aire? En fin, será la obra de algún visionario frustrado xD

PP Fematt dijo...

@el_suponedor curiosamente, cuando estaba buscando info, en amazon encontre una crítica que decía que la traducción al inglés no era tan buena como la traducción al español o al francés.

@mOntse lo del vidón de gasolina no se queda atras!

Miquel dijo...

Yo he leido uno de ellos en inglés, más que nada porque costaba 3 libras (en España el libro vale 20 leuros). Me alegré gratamente de no haberme gastado ese dineral, pues el libro es malo con avarícia.

Mandingo dijo...

Que pedo, Pepe! ! ! Hace mucho que no veía un post tuyo.

Wey escríbele más...
Chore será el lado gracioso/p*ndejo/crudote del post, pero en ningún otro lugar me entero de cosas como las que expones en este post.

Adrian dijo...

mandin lo dire por segunda vez. eres 1/8 troll.

kurtz dijo...

Traducciones como esas existen en la literatura desde que el mundo es mundo. Un ejemplo célebre: se dice que uno de los factores más importantes del éxito de El guardián entre el centeno es su inspirado título (The catcher in the rye en inglés). Sin embargo, en Italia se lee como en cualquier otro lugar a pesar de que ellos lo llaman Il giovane Holden.

En general, me gustan bastante los títulos de Millenium en la edición española, aunque ni he leído esos libros ni los pienso leer.

pasaba por aquí dijo...

@mOntse ¿que de dónde sacan lo del tattoo? Pues maja, de esos libros que dices que no has leido

@el_suponedor eres un pedorro por tener esa impresión (sin faltar, eh)

@PP_Fermatt viendo que escribes perlas tales como "vidón" creo que deberías cogerle afición a esto y leer un poco mas, lo mismo no te iba mal..

Alio dijo...

La traducción del segundo es "La mujer que jugó con el fuego", no " que estaba jugando"

La del tercero es "el castillo de aire que explotó" no "explotado"

Por lo demás... completamente de acuerdo.. un asco las traducciones... pero vamos.. no solo de esto.. sino las que nos comemos en las peliculas, series y demás...

PP Fematt dijo...

@Miquel confieso que uno de los factores para haber comprado los libros en inglés, fue el precio. Me costo 100 pesos (7 dólares) cada uno. La edición en español cuesta el doble.

@Mandingo jeje chido guey gracias.

@kurtz pensando en los últimos best sellers, generalmente la traducción es acertada. El caso de los libros de Twilight, o el caso de Harry Potter. Incluso los libros de motivación, suelen tener el mismo título independientemente del idioma.

Javier Cantalapiedra dijo...

En los dos primeros libros no sé si han salido perdiendo, em parecen unos títulos geniales. Otra cosa es el respeto al original. El mejor: La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina. Genial

Irie dijo...

Pues a mi me gustan muchísimo más las portadas y los nombres Españoles

Adrian dijo...

@Javier
Estoy de acuerdo. Hay que admitir que "La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina" es un excelente titulo. Una mejora al original.

Buen post Pepe.

Aquiles dijo...

Lo más curioso de todo es que los títulos en francés son exactos a los españoles (y por lo tanto tampoco tienen nada que ver con los originales suecos):
Les hommes qui n'aimaient pas les femmes
La fille qui rêvait d'un bidon d'essence et d'une allumette
La Reine dans le palais des courants d'air

Es decir, o el traductor francés copió al de español, o fue al revés

Aquiles dijo...

Lo más curioso de todo es que los títulos en francés son exactos a los españoles (y por lo tanto tampoco tienen nada que ver con los originales suecos):
Les hommes qui n'aimaient pas les femmes
La fille qui rêvait d'un bidon d'essence et d'une allumette
La Reine dans le palais des courants d'air

Es decir, o el traductor francés copió al de español, o fue al revés

Aquiles dijo...

Ah, y en la wiki dice que en Francia esta trilogía se publicó 2 años antes que en España... me huele a que el traductor español "fusiló" los títulos franceses

Walter dijo...

Supongo que la traducción de los títulos literarios obedecerá , al igual que sucede con la traducción de los títulos de las películas, a cuestiones de marketing.
Un traductor

Anónimo dijo...

@ montse; el tattoo lo lleva la prota, por eso lo ponen en el titulo, los libros son geniales y lo de los titulos....me gustan más en español

Anónimo dijo...

Sobre los títulos ingleses, creo que, efectivamente, es cuestión de márqueting básicamente. De hecho, el sistema éste de utilizar un parte fija en el título ("The girl who...") se usa en otras series de novelas negras para poner énfasis en que todas juntas formen como una serie...

Anónimo dijo...

Si supieras...
Los títulos de los libros se ponen exactamente igual que los de las películas.
Desde ¿siempre?
Visionarios frustrados, pocos. Vendedores que la meten con queso, muchos.
(La afirmación viene de horas redactando propuestas de títulos para la misma casa que publica Millenium)


Y ahora podemos criticar una traducción sueco-español porque al menos no se hace traducción puente (un logro nacional).

iU dijo...

No se por qué tanta polémica...

Creo que está claro que no va a convertirse en un clásico de la literatura. Es una obra de consumo que de todos modos describe bastante bien una sociedad que a pesar de ser considerada modélica, manifiesta (y es real)graves carencias en los derechos más básicos de sus ciudadanas y donde la xenofobia esta al orden del dia.

Vaya, que son una pandilla de fachas disfrazados con pieles de creador progre de IKEA...

Que surja un autor que denuncie todo eso y lo haga de una manera entretenida (que engancha y todo) lo veo más positivo que la nada o la inopia.

La compañera de Larsson no tiene derecho a nada... no estaban casados y no va a ver ni una triste corona sueca. Hay un grupo de fans que motivados por la injusticia moral que supone, están recogiendo donativos para ella...

Vaya.. que leer siempre es bueno y aconsejable ¡¡Mientras no venga un loco que pretenda crear una doctrina basado en ese texto!!

Por otro lado, es penoso visitar casas de personas que no tienen un triste libro... ni una estanteria para atesorar esos pequeños grandes tesoros... aunque en mi caso últimamente me estoy pasando una librería monumental a un itouch con el programa gratis, Stanza ¡¡Una joya!!

¡¡Feliz lectura!! xDDD

Anónimo dijo...

pues a mi me gustaron, desde niño me han gustado las novelas de detectives (empece con conan doyle y no he parado) y creo que es una novela que ha conseguido modernizar, de una manera que hasta ahora no se habia conseguido, la novela policiaca y acercarnos un poco mas la cultura sueca. Lo de los titulos me la pela, si tienes que juzgar un libro o una pelicula por el nombre y no por lo que es en si mal vamos, no me va a gustar mas o menos una novela por el titulo, eso si, ¿compraria antes la chica que soñaba con una cerilla y un bidon de gasolina que la chica que jugaba con fuego? Yo creo que si, vosotros?

pouet dijo...

La razón de todo esto es sencilla: un traductor directo del sueco con habilidades literarias es difícil de encontrar. Así que se ha seguido con una inveterada costumbre española: conseguir un traductor del francés, que los hay aún a montones, y traducir desde la versión francesa. Lo mismo pasaba, hace años, con los libros escritos originalmente en ruso (Dostoievski, Tolstoi), en alemán (Thomas Mann) o en cualquier lengua que fuese demasiado "exótica" por estos lares: se acogían los editores a las versiones francesas, para presentar traducciones de segunda mano.

Anónimo dijo...

Si no sabes de traducción no te metas.

Anónimo dijo...

En portugués los títulos también son exactos a los españoles-franceses (y por lo tanto tampoco tienen nada que ver con los originales suecos):
"Os homens que odeiam as mulheres"
"A rapariga que sonhava com uma lata de gasolina e um fósforo"
"A rainha no palácio das correntes de ar"

MOSH dijo...

Ves pepe un post y 25 comments! Andaleee siguele escribiendo asi de bonito como siempre. Oye pues si lo lees y te gusta rolalo ya me quede sin libro nuevo!

Lulu Murillo dijo...

Pepe, como ya te lo había comentado hace meses, cuando veo a más de 3 personas leyendo el mismo libro en el metro, en un mismo día, MALO!No me llama la atención ni de pedo... Lo mismo te diría de Murakami, pero curiosamente a éste la gente lo compra y se lo va prestando a sus amigos, o lo saca de la biblioteca... no lo anda "presumiendo" por la calle... sabes lo que te digo?
Sigue escribiendo,
Besos!

Anónimo dijo...

No he terminado de leer el primero y no sé sueco para comparar las versiones en la dos lenguas, pero sí que puedo decir que la traducción, desde mi punto de vista, deja a veces mucho que desear. Por ejemplo, una de las frases decía ''se sentó a la silla'' y luego deja muchas expresiones en inglés, creo que el español es un idioma suficientemente rico como para encontrar una solución antes que dejarlo sin traducir.
Y en cuanto a los títulos, quien haya hecho alguna traducción, sabrá que es más importante reflejar el contenido que hacer una traducción literal, así que en mi opinión están bien elegidos.
un saludo

Anónimo dijo...

Para contribuir a este post, os informo que el traductor es un señor que se llama Martin Lexell, sueco él, y que le ayuda Juan José Ortega Román. Tuve la fortuna de asistir a una conferencia de Lexell en la UAH y, obviamente, la traducción la hizo directamente del sueco. Por cierto, para traducción mala, la del último fenómeno "literario": las famosas cincuenta sombras, aunque he de reconocer que en la versión original la señora tampoco se esmeró mucho. Pero vamos es sólo mi opinión.

Os dejo un link, por si os interesa el tema Millenium: http://www.lalinternadeltraductor.org/n6/traduccion-millenium.html

Saludos y gracias por estos posts.

Una traductora.